Técnica Tomatis

TÉCNICA TOMATIS

imagentecnicatomatis
AHORA YA LO PUEDES HACER EN CASA, CON UN EQUIPO QUE PONGO A TU DISPOSICIÓN

¿Qué es?
“La escucha es la puerta abierta a la conciencia”

La técnica Tomatis -también conocida como audiopsicofonología- es una técnica de estimulación neurofuncional a través del oído, para recuperar la capacidad de escucha, armonizar y reorganizar el sistema nervioso, además de aportar energía al cerebro y al cuerpo. Fue creada por el Dr.A.A.Tomatis (1920-2001), quien subrayó la estrecha relación entre oído y sistema nervioso, y explicó que podíamos tener un oído excelente y sin embargo no saber escuchar. Una escucha distorsionada puede afectar seriamente la capacidad de comunicación y relación con los otros, con la vida, con un@ mism@ y con el universo que nos rodea.

Las investigaciones actuales con mapas cerebrales han demostrado que con la técnica Tomatis se crean nuevas conexiones neuronales.

La técnica Tomatis o Audiopsicofonología, se basa en tres postulados:

  •  “La voz no contiene más de lo que el oído es capaz de percibir”. La voz se ve amputada de aquellas frecuencias que el oído no es capaz de analizar. Postulado conocido como EFECTO TOMATIS, fue presentado en la Academia de las Ciencias de Paris en 1957.
  •  “Si se le restituye al oído traumatizado la audición correcta de las frecuencias mal escuchadas, éstas se restablecen en la emisión vocal”. Estimulando y cambiando la forma de la respuesta del oído en su totalidad, se modifica el lenguaje, la audición y el comportamiento.
  •  “El entrenamiento auditivo dirigido, llega a modificar permanentemente la audición y la fonación por un fenómeno de remanencia”.
 ¿Para que sirve?

La técnica Tomatis va dirigida a personas de todas las edades (niñ@s, adolescentes y adultos) que deseen:

  • Armonizar el estado interior. Indicado en casos de estrés, ansiedad, angustia, depresión, hiperactividad, insomnio, problemas afectivos, baja autoestima, etc.
  • Mejorar la expresión y la comprensión oral y escrita (lenguaje pobre, articulación del sonido, entonación, dislexia, etc.).
  • Mejorar la comunicación y las relaciones en general.
  • Mejorar el pensamiento y la reflexión.
  • Mejorar la memoria, la atención y la concentración.
  • Mejorar la capacidad de organización y planificación.
  • Mejorar el rendimiento en la escuela o en el trabajo. Aumentar el interés por aprender.
  • Mejorar el equilibrio, la imagen corporal, la postura, la psicomotricidad, la coordinación y la orientación temporal y espacial.
  • Potenciar el desarrollo y la madurez.
  • Estimular la creatividad y la expresión artística en general.
  • Mejorar y facilitar el aprendizaje de idiomas.
  • Como crecimiento personal, ayuda a ampliar la conciencia. Estimula tanto la conciencia corporal como la mental, la emocional y la espiritual.

La técnica Tomatis también está indicada en:

  • Embarazo y preparación al parto. Ayuda a la futura mamá a vivir su embarazo y parto en plenitud. Para superar miedos, mejorar la dinámica uterina y facilitar el trabajo muscular, mejorar la comunicación madre-hij@, etc.
  • Niñ@s adoptad@s y niñ@s que han vivido circunstancias difíciles en el embarazo, el parto o los primeros años de vida.
  • Tercera edad. Ayuda a ser más dinámic@, estimula la audición y el sistema nervioso, etc.
¿En qué consiste?

La primera visita tiene como objetivo valorar el estado de la persona y de su escucha, además de verificar si la técnica tomatis puede serle de ayuda.

Para los niñ@s, en esta primera visita incluyo un estudio sistémico a través del árbol genealógico de los padres, para localizar o descartar un posible orígen sistémico-transgeneracional del malestar. [Más información sobre el transgeneracional]. Cuando localizamos una causa transgeneracional, en la primera visita, realizo una propuesta de trabajo para abordar el orígen sistémico-transgeneracional, y así complementar el tratamiento con la técnica Tomatis. He comprobado que, en muchos casos, cuando se trabaja el malestar desde el transgeneracional, los cambios en el niñ@ son inmediatos y muchas veces ya no es necesario tratarlo con la técnica Tomatis.

A nivel general, el tratamiento se empieza con una primera fase de 20 días que se realiza con una frecuencia mínima de 3 días a la semana, 1’5h cada uno de los días. Al finalizar esta primera fase, hay un seguimiento para valorar la evolución y concluir si es suficiente, si la persona necesita más sesiones o si necesita la aplicación de alguna otra técnica.

imagentomatis

Las sesiones consisten en escuchar música o sonido que previamente ha pasado a través de lo que llamamos oído electrónico (complejo simulador del oído humano). Se reeducan los músculos del oído medio, y al restituir las frecuencias perdidas, se reestablece el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Durante las sesiones, no hay que estar atento a la música. Se pueden realizar actividades como dibujar, jugar, dormir, leer, etc.

Se puede hacer en casa, mediante un equipo de alquiler que contiene tu programación personalizada y que pongo a tu disposición, o de forma presencial en el Centro de psicología SERCONSCIENCIA (C/Mercè, 44 Badalona)

Información sobre estudios e investigaciones

Revisión de investigaciones
Resumen de varios estudios
Disfunciones neurológicas y psicomotoras severas
Summary of early effects

¿Quieres saber más sobre la técnica Tomatis?

-¿Quién era Alfred A.tomatis?
-Escucha, bienestar y técnica tomatis
-Indicadores de una dificultad de escucha

Testimonios

Llevamos a nuestros hijos gemelos de 4 años a hacer terapia con el método Tomatis separadamente y por casuísticas diferentes. Primero llevamos a uno por la baja tolerancia a la frustración y la tendencia a la ira, y vistos los resultados, más adelante llevamos también al otro cuando percibimos un problema de baja autoestima y de relación con su hermano gemelo. A los dos niños les gustó mucho el método Tomatis, pues lo percibían más como un entretenimiento que como una obligación, y las visitas a la psicóloga eran siempre recibidas con alegría. Tanto la terapia como el entorno estaban muy bien adaptados a niños, y se nota. A raíz de la terapia, notamos una mejora evidente en la actitud del primer niño hacia las pequeñas frustraciones de cada día, y que aprendía poco a poco a tener consciencia de sus sentimientos, a expresarlos y consecuentmente, a gestionarlos de manera más constructiva y menos agresiva. Esto nos decidió a llevar a su hermano, y también notamos progreso en la actitud hacia él mismo y hacia su hermano. Tomatis nos proporcionó un punto de partida para acompañar la maduración emocional de nuestros hijos y ayudarlos a enfocar los retos de una manera más relajada y constructiva.” M.Angeles, 42 años.

“Mi hijo Hugo había tenido muchas otitis y nos recomendaron hacer Tomatis. Meritxell nos propuso realizar primero una sesión conmigo para trabajar la muerte de mi madre, a la que había perdido hacía 21 años. Había buscado diferentes alternativas para sanar el dolor que su pérdida me producía, pero ninguna me había funcionado. Con esa única sesión, la rabia y todo lo acumulado durante esos 21 años, se me fue. Me sentí mucho más tranquila. Después mi hijo Hugo hizo Tomatis y notamos mucha mejoría. Empezó a hablar más, a centrarse, a escuchar y a relacionarse más.” Dori, 39 años, auxiliar de enfermería.

pedircita2